volver a la home
 

  •  








FUNDAMENTOS
 

La revisión de las políticas específicas, señala que hasta el presente el campo del hábitat, con contadas excepciones, ha sido abordado -limitadamente- como problema de vivienda, planteándose su solución excluyentemente a través de la vía del mercado. Paralelamente, las políticas tradicionales -basadas en el financiamiento de la oferta- fueron progresivamente agonizando, a la par que se profundizaron las prácticas clientelares.

La pobreza urbana que comprende a cientos de millones de habitantes del continente es multidimensional y heterogénea. Cambios en el trabajo, en las estructuras familiares, en el habitar urbano, expresan la transformación histórica de las formas de vida asumidas en los últimos años.

Esta caracterización en el campo de las políticas sociales nos introduce en el análisis de la denominada “nueva cuestión social”. De hecho la pobreza actual, refleja la imposibilidad de vastos sectores de acceder al conjunto de derechos básicos que en el imaginario social debe satisfacer el Estado a sus ciudadanos. Esta demanda no satisfecha ha dado lugar a la aparición del concepto de "exclusión social". Esta definición trasciende la inequidad en la distribución de la riqueza, dado que priva a un porcentaje muy importante de la población del acceso al trabajo, y con ello a la dignidad y rutinización que permite a los ciudadanos vivir en comunidades organizadas.

En el marco de la realidad señalada los especialistas que deben enfrentar diariamente las demandas de los sectores más postergados de la sociedad, en particular por lo vertiginoso del proceso descrito, carecen de herramientas cognitivas y de metodologías de intervención, aptas para afrontar la exclusión, dado que su formación se sostiene en los antiguos paradigmas sectoriales.

Lo expresado determina que el campo académico enfrente un gran desafío histórico, en donde los abordajes tradicionales en los que se ha basado nuestro andamiaje formativo deben ser totalmente revisados.

La creación del Programa responde a los requerimientos planteados por la realidad coyuntural, y la necesidad de un abordaje interdisciplinario sistémico y metodológico, capaz de abordar la problemática creciente, donde la pobreza urbana se ha transformado en uno de los principales temas a encarar en el contexto latinoamericano, Retomado con carácter prioritario en las agendas públicas a nivel nacional, provincial y municipal, requiriendo nuevas modalidades de ejercicio profesional y conocimientos aplicados.

Los profesionales y técnicos provenientes de distintas disciplinas que en América Latina operan en el campo del hábitat, demandan una ampliación de su formación y capacitación, de modo que les permita mejorar su gestión en los niveles político institucionales, en organizaciones sociales, en empresas, facilitándoles enfrentar problemáticas complejas, en escenarios altamente críticos, en los cuáles se encuentran operando densos entramados de intereses.

   ©2013 Diseño y Desarrollo: